CONDENSADORES
CENTRÍFUGOS

Aplicaciones y modelos

Estos condensadores centrífugos a tracción directa están diseñados para su instalación en el exterior, sótanos o interior de salas de máquinas donde se necesita una presión de aire que soporte las pérdidas de cargas de los conductos. Intersam presenta las series ICC e ICCI. Dentro de cada serie existen diferentes modelos en función del número y las características de los conductos.

Gracias a su construcción modular, estos equipos pueden suministrarse adaptados a las necesidades de la instalación, ya que permiten que la salida de aire sea hacia diferentes orientaciones.

Características de los condensadores centrífugos

Sus baterías condensadoras son de alto rendimiento y se fabrican en tubo de cobre de 1/2” y con aletas de aluminio corrugadas con separación de 2,1mm. Por otro lado, al bastidor, que se construye en chapa galvanizada, se le provee de collarines de protección. Cuentan con un sistema de colectores de cobre con obuses de carga gracias al cual se garantiza una instalación sin fugas. Debido a que las baterías van insertadas en el interior de la estructura, se consigue un equipo totalmente compacto y resistente.

En cuanto a la estructura exterior, se construye mediante módulos independientes de chapa galvanizada para cada ventilador. Además, la estructura es en su totalidad compacta y de gran rigidez, gracias a lo cual se evitan vibraciones.

Todas las piezas y paneles son desmontables para facilitar el mantenimiento de los motores. Debido a que la salida de aire es aleatoria, el aparato puede ser colocado tanto en vertical como en horizontal por medio de sus soportes de anclaje.

Los ventiladores son centrífugos de doble oído, con motor de tracción directa en el eje de rodete. Además, de altas prestaciones y de bajo nivel de ruido para la serie comercial (ICC) y con poleas para la serie industrial (ICCI). Sus motores se pueden suministrar monofásicos de 220V / 50Hz o trifásicos 230-400V / 50Hz.

A su vez, todo el conjunto va instalado sobre la caja con un sistema antivibraciones. Los motores se conectan a una caja general estanca, según normas IP-55.