INTERCAMBIADORES
TÉRMICOS

Aplicaciones

Intersam se funda, principalmente, para la fabricación de intercambiados térmicos (baterías). Esto explica el nivel de especialización que Intersam adquiere en este tipo de producto. Conviene destacar que las baterías de Intersam se encuentran ya como parte del equipamiento en importantes proyectos de. climatización, de la industria y de la refrigeración, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

Sus baterías se diseñan para el enfriamiento o calentamiento de líquido, además de para la condensación de vapor, la expansión directa o para el bombeo de refrigerantes. Por otra parte, se usan para la condensación de los mismos en cualquier tipo de aplicación en el sector de la refrigeración y de la climatización. El intercambio de fluidos se realiza en los tubos y el intercambio de aire se realiza en las aletas, 

Como el resto de equipos de Intersam, las baterías se construyen a medida. Una vez construidas, se pueden incorporar como corazón de cualquiera de nuestras unidades o bien se pueden adquirir por separado, para formar parte de otro equipo que no se haya fabricado en nuestros talleres.

 

Especificaciones generales

Se ofrecen diferentes configuraciones que varían en función del material utilizado y del diámetro de los tubos de las baterías. Por lo tanto, se pueden adquirir las series A y B, que se fabrican en cobre, o se puede optar por las series Ax y Bx, que se fabrican en acero inoxidable,

Todas nuestras baterías se someten a una prueba de estanqueidad. Se las inyecta aire comprimido seco a una presión de hasta 38Kg/cm2 y se sumergen en un tanque de agua para verificar que no tengan fugas.

Después, las baterías evaporadoras y las condensadoras se cargan de presión y se las provee de un obús para su verificación en su recepción. Para finalizar, un sello de calidad certifica la prueba de estanqueidad de cada una de las baterías, gracias a lo cual se permite una perfecta trazabilidad del producto porque se le asigna un número de referencia y de fabricación.

Las aletas se pueden fabricar de aluminio, de aluminio prelacado, de cobre o de acero inoxidable. Además, a cualquiera de estos materiales se le puede aplicar el tratamiento Bronz-Glow que se aconseja especialmente cuando se instalan los equipos en ambientes corrosivos.

La estructura se remacha totalmente entre bastidores y largueros, lo que le confiere a la batería una gran rigidez. Las perforaciones para el alojamiento de los tubos cuentan con collarines de protección y de esta manera se evitan roturas.

Los tubos y los colectores se fabrican de una máxima calidad, teniendo en cuenta sus espesores. No obstante, todos los componentes y los materiales utilizados para la fabricación de los intercambiadores térmicos de Intersam se encuentran perfectamente detallados en el folleto descargable de esta web.